La evolución y la llegada de nuevas infraestructuras obligan a ciertos sacrificios. Ésa es la principal conclusión que se puede extraer de la explicación que desde el Ministerio de Fomento han dado a las obras nocturnas que se están realizando en el trazado de la vía férrea para la llegada de la Alta Velocidad, y que han provocado las quejas de los vecinos de la zona ante los molestos ruidos.
De esta forma, desde Fomento reconocieron que hace semanas que se están desarrollando tareas nocturnas, en concreto desde las 11 de la noche hasta alrededor de las seis de la madrugada, que es el periodo en el que hay un corte en el servicio ferroviario.
Tal como recalcan desde el Ministerio de José Blanco en respuesta a los vecinos, que incluso habían pedido que se hicieran gestiones para un cambio de horarios, estas obras nocturnas son totalmente necesarias por dos cuestiones: la primera por seguridad, ya que son trabajos con maquinaria pesada cerca de las vías y han de hacerse cuando no haya tráfico ferroviario; la segunda es por que es imprescindible que se trabaje sin tensión en la vía, es decir, que se ha de realizar el corte de electricidad en la catenaria, y eso solo puede hacerse en estos periodos del día.
Las fuentes de Fomento insistieron en que este protocolo de actuación es habitual porque lo que se aplican son las prescripciones de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) para este tipo de trabajos.
Pese a todo, desde la Administración central también informaron de que se ha decidido trasladar una parte de estos trabajos, en concreto la llamada hinca de carriles, que es una de las actividades más ruidosas, a horario diurno para tratar de evitar las máximas molestias posibles a los vecinos de la zona norte de Jerez.
Además de esta medida, que ya se ha podido ver estos últimos días con trabajos en horario de tarde que no se habían realizado hasta la fecha, desde la dirección de obras se optó hace varios días por colocar mamparas antirruidos provisionales en la parte de la vía férrea que da a la urbanización Los Rosales, aunque los vecinos dicen que también harían falta en la zona del Jardín del Inglés y aledaños.